El Pirata Espronceda


En esta ocasión, voy a añadir una nueva “canción para el recuerdo” en la sección que inauguró mi compañero blogger Jaime Lannister.

Con diez cañones por banda… Así empieza el poema más famoso de José de Espronceda, un hombre que mantuvo su vida y su obra muy unidas y a un mismo nivel.

Espronceda fue POETA, fue POLÍTICO y ante todo fue un HOMBRE de grandes ideales románticos. La libertad, uno de los grandes temas del Romanticismo y quizás el más preciado del poeta, la supo reflejar en la Canción del Pirata. Con una lectura armoniosa y un vocabulario sencillo, consigue expresar INDIVIDUALISMO y LIBERTAD en la figura del PIRATA, que se muestra BELICOSO ante la SOCIEDAD y la MUERTE. La idea del MAR como pasaje a la libertad y la conexión entre el navío y el pirata es la base de esta canción: una evocación a la independencia.

Pirate_Captain_by_AdoC

Espronceda menciona las LEYES y los REYES, y deja entrever una idea de inconformismo ante el funcionamiento y las normas sociales, sintiéndose el pirata como un ser superior por gozar de libertad y por escapar de las convenciones de la sociedad. Así pues, el pirata representa el rebelde romántico que aborrece el mundo que le rodea y decide alejarse de él, antepone el MAR en su vida.

Os dejo con la letra y la magnífica versión del grupo riojano Tierra Santa, que supo poner una música adecuada al significado de la canción: una primera parte dinámica y con fuerza; una segunda parte del pirata melancólico que jura vivir en libertad; y una última parte que retoma la fuerza del principio, en que el pirata se siente poderoso y superior.

¡Disfrutadla!

Brienne of Tarth

Con diez cañones por banda,
viento en popa a toda vela,
no corta el mar, sino vuela,
un velero bergantín;
bajel pirata que llaman
por su bravura el Temido
en todo el mar conocido
del uno al otro confín.

La luna en el mar riela,
en la lona gime el viento
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;
y ve el capitán pirata,
cantando alegre en la popa,
Asia a un lado, al otro Europa,
Y allá a su frente Estambul:

-Navega, velero mío,
sin temor
que ni enemigo navío,
ni tormenta, ni bonanza
tu rumbo a torcer alcanza,
ni a sujetar tu valor.

Veinte presas
hemos hecho
a despecho
del inglés
y han rendido
sus pendones
cien naciones
a mis pies.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.

Allá muevan feroz guerra
ciegos reyes
por un palmo más de tierra,
que yo tengo aquí por mío
cuanto abarca el mar bravío
a quien nadie impuso leyes.

Y no hay playa
sea cualquiera,
ni bandera
de esplendor,
que no sienta
mi derecho
y dé pecho
a mi valor

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.

A la voz de ¡barco viene!,
es de ver
cómo vira y se previene
a todo trapo a escapar:
que yo soy el rey del mar
y mi furia es de temer.

En las presas
yo divido
lo cogido
por igual:
sólo quiero
por riqueza
la belleza
sin rival.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.

¡Sentenciado estoy a muerte!
Yo me río:
no me abandone la suerte,
y al mismo que me condena
colgaré de alguna antena
quizá en su propio navío.

Y si caigo,
¿qué es la vida?
Por perdida
ya la di
cuando el yugo
del esclavo
como un bravo sacudí.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.

Son mi música mejor
aquilones,
el estrépito y temblor
de los cables sacudidos
del negro mar los bramidos
y el rugir de mis cañones.

Y del trueno
al son violento,
y del viento,
al rebramar,
yo me duermo
sosegado,
arrullado
por el mar.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.

Anuncios

4 comentarios en “El Pirata Espronceda

  1. No tenia ni idea de que espronceda fuera de la etapa del romanticismo jajaja. Y efectivamente gran cantidad de marineros se acaban haciendo piratas, vivian poco pero vivian realmente libres. Tenian su propia democracia en su navio incluso, los esclavos negros eran iguales en los barcos la autenticad libertad para un hombre de color en esos años era un barco pirata tiene narices.

    Le gusta a 1 persona

    1. La verdad es que el término “Romanticismo” te hace pensar en algo romántico, pero el hombre romántico no solo tenía como base el amor, sino otros grandes ideales como es la libertad, el nacionalismo o la subjetividad, una especie de contradicción de lo que fue la época pasada del Clasicismo y la racionalidad. Abandona la razón y se deja llevar por los sentimientos.

      Brienne

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s